Etapas

Transición: en esta etapa, comprendida entre enero y mayo de 2012, Proa preparó la infraestructura tecnológica para la implementación de las soluciones. Mientras tanto los servicios de tecnología prestaron a través del anterior operador con el propósito de no afectar la operación.

 

Estabilización: en esta etapa, Proa desarrolló pruebas de las soluciones para formalizar los procesos y verificación de los servicios, fueron dos meses, en los que se implementó la nueva tecnología. Con el ánimo de no impactar la operación, se trabaja en la estabilización, implementación, soporte y ajuste en los ámbitos que lo demanden, para dar continuidad y brindar un excelente servicio.

 

Operación: desde el mes de julio se dio inicio a la operación total de las soluciones de tecnología, con nuevas funcionalidades y un equipo humano que respalda la operación para mantener los niveles de servicios acordados. En esta etapa se realiza la integración de procesos, tecnología y personas para aportar a la gestión del SENA.

Tu Guía